martes, 29 de abril de 2014

Pizza fina de pollo, bacon y piña.

La cena ideal para hoy que tenemos noche de fútbol. Elaboramos la masa con antelación y todos a la tele a disfrutar del partido. Si la amasamos y montamos solo tenemos que introducir en el horno; al ser tan finita se hace en un periquete. Con esta cantidad de masa, he tenido para 4 pizzas muy finas y crujientes. Las hice de distintos sabores pero esta gusto mucho.


Ingredientes y elaboración de la masa:
  •  Ingredientes para la masa:  250g de harina y otros 200g por separado; 150ml de agua; 15g de levadura prensada y sal.
  • Elaboración de la masa: mezclamos bien todos los ingredientes en una fuente honda; la levadura la diluimos en el agua y mezclamos todo bien con la harina. Dejamos reposar hasta que aumente de volumen unos 30-40 minutos. A continuación, pasado ese tiempo añadimos los 200g de harina restantes y la sal, volvemos a amasar, si vemos que no se moldea bien le añadimos un pelin de agua, amasamos de nuevo y volvemos a dejar reposar otros 30 minutos. Pasado éstos, veremos que ha vuelto a aumentar de volumen. Sacamos del bol y amasamos con las manos sobre una superficie lisa; si no vamos a utilizar toda la masa podemos congelarla para otra ocasión y siempre tendremos a mano masa fresca.


Ingredientes para la pizza:
  • 250g de pollo cortado en tiritas.
  • 150g de bacon.
  • 2 rodajas de piña.
  • 3-4 cucharadas de tomate frito.
  • Media cebollita picada.
  • 1 pimiento rojo pequeño cortado muy fino.
  • Mozzarella rallada.
  • Aceitunas negras.
  • Orégano.

Elaboración:

1. Cuando tengamos la masa extendida, la colocamos en el recipiente donde vayamos a hornear. Doramos un poquito el pollo en una sartén para que se haga porque la pizza horneará en seguida y el pollo puede quedarse crudo. Una vez dorado reservamos.


2. Ponemos sobre la masa una capa de tomate frito, el pollo, el bacon, la cebolla y el pimiento, la piña y lo cubrimos todo con el queso. A continuación incorporamos las aceitunas negras y espolvoreamos el orégano para finalizar. Introducimos en el horno precalentado a 180ºC unos 10-15 minutos, y lista para comer.


NOTA: vigilarla porque no todos los hornos son iguales y se nos puede pasar.
¡Feliz noche de fútbol y a disfrutar!


jueves, 24 de abril de 2014

Spaghettis carbonara.

El producto preferido de nuestros hijos, es sin duda la pasta, tambien de muchos mayores en general.
La pasta es un alimento productor de mucha energía y se prepare como se prepare siempre nos da un resultado muy positivo.
Hoy la vamos a presentar a la carbonara: con nata y bacon, para mi gusto es una manera deliciosa y suave de aliñarla. Es sencilla y rápida y hace las delicias de todos en la mesa, lo mismo sirve para una comida que una buena cena, casera a tope. ¡Disfrutarla!



Ingredientes para 4 personas:
  • 400g de spaghettis.
  • 300g de bacon.
  • 2 bricks de nata para cocinar pequeños.
  • Queso parmesano rallado.
  • Nuez moscada.
  • Sal.
  • Agua.
  • Aceite de oliva.

Elaboración:

1. En una cacerola ponemos agua y sal; cuando rompa a hervir incorporamos los spaghettis; dejandolos cocer segun nos indique el fabricante. Una vez cocida colamos y aclaramos la pasta para que no se nos pegue.


2. Mientras tanto partimos el bacon en tiras o dados como os guste. Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite, incorporamos el bacon y vamos friendo despacio (aunque el bacon suelta grasa, ponemos un poquito de aceite para darle mas gusto a los spaghettis).


3. Cuando el bacon este dorado le incorporamos la nata, la nuez moscada y la sal ; dejamos que de un hervor y agregamos los spaghettis y revolvemos todo bien, para que se mezclen los sabores.


4. Ya tenemos los spaghettis listos para emplatar, agregamos el queso parmesano a gusto y ¡a comer!




domingo, 20 de abril de 2014

Pimientos rellenos de carne al horno.

Pasados estos días de Cuaresma os propongo una receta de carne y pimientos; ya que va apeteciendo tomar algo de carne despues de tenerla un poco aparcada en nuestra dieta. Los pimientos rellenos son un clásico en nuestra cocina, muy fáciles de elaborar y como estan todo el año en nuestros mercados, los tenemos a nuestro alcance para cualquier ocasión. El huevo es un toque personal que les hace mas vistosos, ¡que aproveche amigos!



Ingredientes para 4 personas:
  • 4 pimientos de asar de cualquier color.
  • 3/4kg de carne picada (mitad cerdo mitad ternera).
  • 1 cebolla.
  • 4 cucharadas de queso curado de untar.
  • 4-5 cucharadas de salsa de tomate frito.
  • 1 huevo.
  • 4-5 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva.
  • Nuez moscada.
  • Pimienta negra molida.
  • 4 lonchas de queso para gratinar.
  • Sal.
  • Para decorar los pimientos ponemos un huevo sobre cada pimiento.

Elaboración:

1. Precalentamos el horno a 180ºC e introducimos los pimientos bien lavados y secos y les cortamos el rabo. Ponemos sobre ellos un chorrito de aceite de oliva y los dejamos al horno una media hora; cuidando que no se hagan demasiado que se queden un poco al dente.


2. En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y cuando coja calor agregamos la cebolla finamente picada y los ajos picaditos, cuando reblandezca la cebolla agregamos la carne y removemos bien para que se vaya haciendo; le ponemos sal, un poquito de nuez moscada y pimienta. Cuando este casi hecha incorporamos las cucharadas de queso curado de untar y las cucharadas de tomate frito de buena calidad. Seguimos removiendo y un poco antes de apartar agregamos el huevo; removemos un poco para que cuaje sacamos del fuego y reservamos.


3. Cuando esten los pimientos casi asados, los sacamos del horno y los dejamos templar y pelamos, los partimos al medio quitandoles las pipas con cuidado, para que no se nos rompan.


4. Rellenamos las mitades de pimientos con la mezcla de carne, ponemos boca arriba, agregamos el queso para fundir ( yo lo he puesto en lonchas pero puede ser rallado) y lo volvemos a introducir en el horno para que el queso se funda. Una vez fundido sacamos y reservamos los pimientos; ,los ponemos en una fuente para servir y en una sartén aparente freimos un huevo para cada pimiento (si os gusta), yo los he cortado con un cortapastas de flor para que queden mas bonitos. Colocamos los huevos sobre los pimientos rellenos, espolvoreando con un poquito de pimentón para dar color y ¡a comer se ha dicho que se enfrian!


domingo, 13 de abril de 2014

Torrijas de leche y canela.

¿Que puedo contaros de las torrijas que ya no sepais? Todos los años en cuaresma y semana santa las introducimos en nuestra dieta como un postre delicioso y tradicional al máximo. Es un dulce típico en toda España en realidad, y la forma de prepararla da pie a un sin fín de variantes: se pueden hacer de vino, de leche, de miel, canela... en fin, un extenso abanico de recetas que rodea a nuestras buenísimas torrijas.
Antiguamente se confeccionaban con el pan sobrante de días anteriores, a falta de otro, pero hoy en día hay panes de todo tipo para elaborarlas. Las hagamos con el pan que sea siempre serán el postre rey en nuestra semana santa. Yo las he probado hacer con diferentes ingredientes, aunque los básicos siempre son los mismos, pero esta receta que os adjunto es, a mi parecer, la mas rica; por lo menos la que mejor me queda. Requisito importante: tenemos que aromatizar la leche, donde vamos a remojar las torrijas, con rama de canela, peladura de naranja, azúcar y canela en polvo, para que el pan se llene de todos esos aromas y sabores. No pongo el número de comensales, pues con estos ingredientes sale una buena cantidad, la suficiente para una familia media y aun así nos sobraran para el día siguiente, que seguiran estando igual de deliciosas.



Ingredientes:
  • 2 barras de pan ( si quereis especial de torrijas y si no pan normal).
  • 1,5l de leche.
  • 4 palos de canela.
  • La peladura de 2 naranjas.
  • Una buena cantidad de canela en polvo.
  • 10-12 cucharadas de azúcar.
  • 4 huevos.
  • Aceite de giraol en cantidad para freír.
  • Para el almibar: 12 cucharadas de azúcar, la peladura de una naranja, una rama de canela, agua (la cantidad de agua depende de la cantidad de torrijas que tengamos que remojar).
Elaboración:

1. En una cacerola vertemos el 1,5l de leche, las peladuras de las naranjas, las ramas de canela, la canela en polvo y el azúcar. Llevamos a ebullición y dejamos cocer unos minutos. Removemos bien y dejamos reposar.


2. En un recipiente grande ponemos las 12 cucharadas de azúcar a tostar (si queremos el almibar mas dulce ponemos mas azúcar), agregamos la peladura de naranja y la canela. Cuando el azúcar este líquido sacamos la peladura de la naranja, añadimos el agua y dejamos cocer para que vaya reduciendo y espesando un poco; cuando este apartamos del fuego y reservamos.


3. Cortamos el pan en rodajas ligeramente sesgadas para que la rebanada sea mas grande.

4. Ponemos una sartén honda con abundante aceite de girasol al fuego para freir en ella las torrijas. Le ponemos al aceite un poco de cascara de naranja para aromatizar, cuando se dore la sacamos.

5. Mientras el aceite se calienta remojamos el pan en la leche, que estará ya templada y lo vamos poniendo bien mojadito en un plato.


6. Batimos los huevos en un bol y rebozamos el pan en los huevos friendo a continuación en el aceite caliente, no ponemos el fuego muy fuerte para que no se nos queme y no se queden feas.


7. Una vez fritas las torrijas las introducimos en el almibar que espongen bien y las colocamos en la fuente de servir, así hasta que las tengamos todas fritas.


8. Opcional: si queremos volcamos sobre las torrijas un poco del almibar para que queden mas jugosas y no se sequen. Si nos gustan secas las dejamos tal cual. Con la cascara de naranja caramelizada hacemos florecitas para adornar el plato, podemos comerlas porque estan riquísimas, parecen garrapiñadas.

 
¡ Ya tenemos nuestras torrijas para disfrutar en estos días tan familiares, que aproveche!


lunes, 7 de abril de 2014

Estofado de ternera.

Una receta de las de andar por casa, aunque no por su fácil elaboracón deja de ser sorprendente. Sencilla, cómoda y rápida; en la olla a presión la tenemos lista en un santiamén. Podemos acompañarla de arroz, patatas, champiñones, cualquier guarnición le va bien; haciendo de esta receta un contundente plato que gusta a todos los miembros de la familia. Ingredientes sencillos con un resultado a tener en cuenta y al alcance de todos espero que os guste.


Ingredientes para 4 personas:
  • 3/4 de carne de ternera en trozos.
  • 2 cebollas.
  • 6-7 zanahorias.
  • 4-5 dientes de ajo sin pelar.
  • Un buen vaso de vino (puede ser blanco o tinto, yo le pongo tinto).
  • Unos granos de pimienta.
  • Laurel.
  • Aceite de oliva.
  • Agua.
  • Sal.
  • Patatas para la guarnición.

Elaboración: 

1. En una olla a presión ponemos un chorrito de aceite de oliva y los dientes de ajo sin pelar partidos al medio. Cuando la olla haya cogido calor agregamos la carne, un poquito de sal y empezamos a sofreir.


2. A continuación, incorporamos los granos de pimienta, el laurel, y la cebolla picada y seguimos sofriendo. Mientras sigue la cocción habremos pelado y partido las zanahorias en trozos gruesos, las incorporamos a la carne; removemos bien y seguimos sofriendo.



3. Cuando veamos que la cebolla ha reblandecido ponemos el vino y otro tanto de agua, hasta que la carne quede cubierta. Salamos y cerramos la olla. Cuando ésta empieza a silvar lo dejamos cocer durante unos 20 minutos bajando un poquito el fuego. Transcurrido el tiempo de cocción, destapamos la olla y dejamos cocer unos minutos mas el estofado ya sin tapadera. La salsa debe quedar espesita; y ya tenemos preparado nuestro guiso asi de fácil y rápido.

4. Mientras se hace la carne: pelamos, cortamos y freimos las patatas en dados gruesos en abundante aceite. Si queremos, servimos sin mezclar, y si nos gusta mas podemos añadir al guiso y servir junto a la carne en la misma salsa, cualquiera de las opciones son buenas.


Buen provecho, y¡ a disfrutar de nuestro guiso de ternera!


jueves, 3 de abril de 2014

Escabeche de bacalao y boquerones al estilo de mi pueblo.

¿Os dais cuenta con que frecuencia los sabores estimulan nuestros recuerdos?
Eso mismo me ocurre a mí cuando saboreo ésta y otras muchas recetas, que aprendí de mi madre y ella a su vez de mi abuela; y así sucesivvamente en retrospectiva generación tras generación. Recuerdos deliciosos de mi niñez, de la semana santa, de mi madre trabajando junto al fuego; primero en la lumbre, con sus sartenes y sus jarrones de lata, donde tambien se conservaba ese aceite de oliva tan nuestro y despues ya con el paso de los años en sus fogones de aquellas primeras cocinas de gas. Diferentes escenarios pero en los dos la misma protagonista y la misma receta, invariable, laboriosa, deliciosa.
Siete ingredientes básicos: patatas, bacalao, boquerones, huevos, harina, azafrán y ajos. Basicamente esto necesitamos para confeccionar este plato tan contundente que acompaña año tras año a nuestra semana santa en Extremadura, y para hacerlo mas interesante si cabe se prepara con antelación. Yo siempre lo preparo así, porque en casa son los ingredientes que mas nos gustan, pero se puede elaborar con otros diferentes como: pollo, pencas de acelgas, patatas rebozadas... un sin fin de variantes, siguiendo siempre el mismo proceso, para nuestro humilde escabeche; que no por ser humilde deja de ser delicioso. En recuerdo a mi madre, y a mi pueblo os regalo un trocito de Extremadura en este plato tan sencillo y espectacular.



Ingredientes para 7-8 personas:
  • 1/2 kg de boquerones gordos.
  • 1/2 kg de bacalao desalado en trozos.
  • 3 patatas.
  • 2 huevos para las tortillitas.
  • 400g de harina.
  • 5 huevos para el rebozado.
  • 1 sobre de levadura en polvo.
  • 2 dientes de ajo.
  • Un generoso pellizco de azafrán.
  • Aceite de oliva en cantidad.
  • Pimienta en grano.
  • Agua.
  • Sal.
  • Laurel.
  • Vinagre.
  • Un poco de colorante alimentario.

Elaboración:

1. Un día y medio antes de hacer el escabeche: cortamos el bacalao y lo ponemos a desalar en agua fría , cambiandola de vez en cuando. El tiempo de desalación depende del grosor del bacalao.

2. En el momento de preparar el escabeche: cocemos las patatas peladas y partidas en una cacerola al fuego con agua y sal. Cuando esten cocidas colamos el agua y reservamos las patatas. Batimos los 2 huevos, chafamos las patatas con el tenedor y las agregamos al huevo poniendo un poquito de sal. En una sartén con aceite y ayudandonos de una cuchara, damos forma y freimos las tortillitas con cuidado de que no se quemen y reservamos.


3. En otra sartén ponemos aceite y freimos los boquerones limpios de cabeza y tripa, enharinados y salados previamente, una vez fritos los sacamos y reservamos.


4. Luego freimos el bacalao, enharinado tambien pero no ponemos sal porque ya lleva, cuando este frito sacamos y reservamos.


5. En un bol grande batimos los 5 huevos restantes y le agregamos la harina, la levadura, la sal y yo le pongo un poquito de colorante alimentario a la mezcla para que adquiera un color mas amarillo. Dejamos reposar unos 10-15 minutos, debe quedar bien espesa.


6. En una sartén grande ponemos abundante aceite de oliva, vamos envolviendo en la mezcla los boquerones uno a uno y cuando el aceite este caliente los vamos friendo poco a poco en tandas de 4-5 sin que se toquen entre sí, para que no se peguen unos a otros. Hay que darles la vuelta en seguida, no olvidemos que ya estan fritos y tan solo tenemos que freir la envoltura unos segundos por cada lado y sacar rapidamente con cuidado que no se quemen para que esten bonitos.


7. Repetimos el proceso con el bacalao y las tortillitas , cuando lo tengamos todo envuelto y frito lo dejamos enfriar.

8. A continuación, ponemos en un mortero el azafrán en hebra y los dos dientes de ajo laminados con un pellizco de sal, lo majamos todo bien.


9. En una fuente muy grande ponemos la mezcla de los ajos y el azafrán con una buena cantidad de agua fría, teniendo en cuenta que vamos a introducir en la fuente todos los ingredientes, agregamos al agua la sal, el vinagre, el laurel y los granos de pimienta, si quereis podemos añadir otro poco de colorante para que tenga un amarillo mas intenso.


10. Incorporamos a este caldo todos los ingredientes para que se mojen bien. Tienen que quedar tapados por el agua pero sin rebosar, como se muestra en la foto. Si os quedais cortos de agua se añade mas y se rectifica de sal y vinagre. Una vez terminado lo guardamos en la nevera hasta el día siguiente que ya se puede tomar, asi se habran mezclado los sabores y estará mas sabroso.
¡Espero que os guste la receta del escabeche de mi pueblo, un rincón de Extremadura!